Inicio » A tu servicio » Mascotas » Perros potencialmente peligrosos

Perros potencialmente peligrosos

Los dueños y poseedores de perros potencialmente peligrosos están obligados a:

a.- obtener una licencia administrativa en el concello en el que estén empadronados.

b.- identificar los animales con un microchip homologado en sus primeros tres meses de vida o en un mes después de su adquisición.

c.- inscribir el animal en el Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos en el plazo de 15 días a partir de la obtención de la licencia administrativa.

d.- Comunicar al concello cualquier variación de los datos del registro en el plazo de 15 días desde que se produjera la modificación, excepto en los incidentes de agresión, en los que la comunicación será inmediata.

e.- Adoptar las medidas precisas para que el animal no saliera fuera del recinto donde resida ni ponga en peligro las personas que utilizan las vías o otros bienes de dominio público.

f.- Poner un letrero visible donde se advierta del peligro por la presencia de un perro potencialmente peligroso.


Circulación de animales por las vías y espacios públicos.

Cuando estos circulen por las vías o lugares de tránsito público irán sujetos por una cadena o correa. En el caso de los potencialmente peligrosos deberán además llevar bozal homologado.