Inicio » Conoce Cambre » Nuestra historia » Santa María de Cambre

Santa María de Cambre

Fue, durante el siglo XIX y buena parte del XX, una auténtica “estación veraniega” y, en el año 1921, le fue otorgado el título de Villa, bajo el reinado de Alfonso XIII.

Las primeras noticias documentales proceden de la carta de fundación del monasterio en el siglo X. Sin embargo, en la parroquia se encuentran poderosas huellas de otras épocas: del megalitismo (el topónimo “anta”), de la Edad del Bronce (petroglifos de A Pena da Nosa Señora), de la Edad del Hierro (castro de Castromaior) y de la romanización (yacimiento romano de Cambre).

La iglesia, único resto del monasterio benedictino), ejemplar del siglo XII, representante adelantado del románico compostelano, posee planta de cruz latina, con tres naves –excepto en los brazos del crucero-, y girola. La fachada occidental se divide en tres cuerpos y, en el central, destacan: la espadaña, el rosetón y la portada compuesta de dos arquivoltas. En la cabecera (este) sobresale la corona absidial compuesta de cinco ábsides semicirculares.

Iglesia de Cambre en Street View


Ver mapa más grande

Ver Iglesia de Cambre en un mapa más grande